lunes, 10 de diciembre de 2012

Colegio de la Asunción (de Santa Isabel)


El Colegio de la Asunción, situado en la calle de Santa Isabel, es otro de los edificios vinculados a Antonio Pérez. Donde hoy está el Colegio, el eficaz secretario de Felipe II se construyó, allá por 1570, una casa de campo (sin duda eran otros madriles) que denominó La Casilla, no sé si iniciando o siguiendo la costumbre de poner nombres a los chalés y casas de campo, que tantos e ingeniosos frutos está dando en nuestros días.
Tras el problemilla laboral que se produjo entre jefe y secretario (ahora se hablaría de mobbing), que obligó a éste a salir por piernas convenientemente travestido, Felipe incorporó los bienes del fugitivo al patrimonio de la corona, entre los que estaba La Casilla. En 1595, el Rey consideró que el mejor destino de la casa y el solar sería instalar allí un colegio, llamado Casa de Recogimiento de Santa Isabel, en memoria de su hija la infanta Isabel Clara Eugenia. El encargo de la reforma le cayó a Francisco de Mora, razón suficiente para justificar el estilo austria que lo adorna.
El Colegio se dedicó, inicialmente, a la educación de niños huérfanos, para vincularse años más tarde a la orden de las agustinas, hasta que en 1859 se hicieran cargo de él las reverendas Madres de la Asunción, quienes lo han destinado a colegio gratuito para niñas pobres. Bien hecho…
En el caso de esta finca de campo reconvertida, el pedernal está dispuesto, como es habitual, en largos cuarteles, ligado con un cemento blanqueado y combinado con verdugadas de ladrillo con la llaga recrecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada